¡A mi me toca marcharme!

Esta semana ya pude constatar que volvieron muchos parisinos pero todavía no llegamos al ritmo de siempre.

Quise escapar de la histeria de la vuelta al colegio y alquilé una casa rural en el sur de Francia.
Serán dos semanitas caminando por los cerros y descansando, en una región cuya autenticidad me gusta mucho.

Os cuento a la vuelta…

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *