¡Un mes sin comprar trapos!

No sé como llegué a apuntar como buena intención número 38 para el 2008 : superar la prueba de pasar un mes sin comprar trapos. Lo que sí sé es que ayer se acabó la prueba y no fue tan evidente.

Por cierto escogí un periodo particularmente favorable.
Primero porque aunque cuente un día extra este año, Febrero queda el mes más corto del año.
Luego porque despues de la racha de compras durante las rebajas de invierno, la VISA echando humo y el banquero culpándote te ayudan a encontrar el camino de la abstinencia…

Pero la experiencia me pareció realmente interesante en otros aspectos.

Si resulta relativamente fácil escoger la ropa del día explorando los rincones olvidados de los armarios, otro cantar ocurre con algunos complementos como medias o cordones. Pero siempre hay soluciones.

También me divertí muchísimo al contemplar las reacciones de las mujeres a quienes hablé de la prueba. Casi todas preguntaron lo que abarcaba el concepto de trapos y consideraron que era demasiado extremista. Sólo una aceptó el reto y es la compradora más asidua del grupo. Sospecho que quiere demostrar que no es adicta…

A ver si supera la prueba también. Prometo no comportarme como un demonio tentador.

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *