¡Ya volví!

Los parisinos ya superaron las angustias de la vuelta y a mi me toca reapropiarme la ciudad y recuperar el ritmo de la capital.

Ayer, nada más llegar, hice un mini recorrido a partir de la estación del norte.
El incendio en el túnel bajo La Mancha seguía perturbando el tráfico de los «eurostars» y la estación albergaba muchos viajeros despistados.
En los bulevares encontré el movimiento de los sábados y no quise meterme en la pesadilla de las compras.

En cambio esta mañana visité a mi frutera preferida. Ella volvió dos semanas atrás y no pude saludarla antes de marcharme.
Lo malo es que ya noté mucho cansancio en su cara.
Lo bueno es que por fín vuelvo a sentir placer al comer frutas.

Mañana vuelvo a la oficina y eso ya será otra historia.
¿A ver cuanto tiempo tardo para recuperar mis ojeras de siempre?

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Ya volví!

  1. caol dijo:

    Creo que eso de las ojeras depende de las personas… y también el hecho de sentirse extranjero.
    Yo comparto la vida de muchos parisinos, trabajando y enfrentando las molestías cotidianas. Pero el encanto de la ciudad compensa de sobra.

  2. Maggie dijo:

    En paris la gente también tiene ojeras? cómo se siente ser una extrajera en paris? yo sueño con conocerla…iré en diciembre….y tengo miedo de enamorarme más de lo que estoy y no poder volver a Madrid!!!! tú que haces allí?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *