Nieve y frio

La primera semana del 2009 nos regaló una bonita alfombra de nieve.
Pero esta capa blanca no permaneció mucho tiempo en las aceras de París ya que empezaron las rebajas y que los comerciantes arreglaron el tema.

Otro cantar es en las afueras de París.
La diferencia de temperatura con el corazón de la capital suele ser de 4 grados y con el frío de los últimos días la bonita alfombra blanca se convirtió en varios lugares en una tramposa pista de patinaje. Coches y conductores revelan sus límites y desplazarse se vuelve cada día más complicado.

Yo no tuve problemas pero este fín de semana pasé por el jardín de las Tullerías y constaté que el mantel blanco se había convertido en hielo. Pero con algo de cuidado pude llegar al museo de la Orangerie y contemplar un estupendo panorama.

Curiosamente, ahora que llevamos varios días bajo cero, el tema de los sin domicilio fijo no es muy presente en la prensa. Destacan los problemas creados por esta situación excepcional en la región de Marsella, señalan que el consumo de electricidad alcanza niveles altísimos y polemizan sobre varios temas secundarios.
Y eso que basta con pasar diez minutos esperando el autobus para sentirse congelado…

Hoy ya enfrenté el frío para arreglar el tema del avitallamiento. El tímido sol de Enero proporciona una luz muy bonita pero ya usé mi reserva de calorías. Así que seguiré imitando las gatas que oscilan entre los radiadores y la manta de mohair…

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nieve y frio

  1. caol dijo:

    Ya está apuntado en mi agenda

  2. Ana dijo:

    Hola Caol. Espero que este frío vaya remitiendo poquito a poco. Al menos, que para marzo ya tengáis temperaturas más suaves porque… ¡¡¡VUELVO A PARÍS!!!

    Ya ves, París está empezando a ser como una droga: me entra el mono de volver y, sin darme cuenta, me encuentro navegando por las web de las compañías low cost buscando un billete tan baratito que justifique otra visita.

    Ojalá que en esta ocasión podamos vernos, ya que la otra vez no pudo ser. Sería estupendo que tuvieras algún ratito libre entre el 8 y el 11 de marzo.

    Seguiremos en contacto. ¡Cuídate del frío!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *