¡Esperando la gripe!

Desde París, el tema de la gripe se vuelve cada día más ridículo.

Ya al final de la primavera, los medios de comunicación comentaban que esta enfermedad detectada en México representaba un tremendo peligro y se trataba de prepararse a enfrentar la gripa mexicana.

Con el verano, la comunicación se hizo más politicamente correcta: la gripe dejó de ser mexicana para transformarse en gripe H1N1 y entre los polîticos el tema de la pandemia gripal demostró el gran nivel de responsabilidad de los gobernantes.

Al estar en la oficina en este momento, me tocó preparar un plan de funcionamiento mínimo para el departamento de compras… Por cierto intenté explicar que si todos se enfermaban, pocas compras tendríamos que hacer. Pero no hubo manera. Total rellené el formulario del momento y lista.

Pero la histeria colectiva no acabó con este papelito. Fue preciso preparar medidas sanitarias y a mi departamento le tocó organizar la compra de 1800 cajas de 20 máscaras de quirófano y de no recuerdo cuantas máscaras de tipo FFP2, por cierto muy sexy.
Cuando me fui de vacaciones teníamos el tema resuelto.

Desde mi refugio entre los montes, constaté que la histeria seguía en los medios de comunicación y cada día se trataba de contar las clases cerradas por causa de contaminación gripal. Pero cuando volví a la capital, constaté que esta tremenda enfermedad todavía no asomaba.

Entre mis colegas, sólo sé de uno cuyo hijo padeció algo parecido a la gripe de moda pero tras una semana, ya había recuperado.

Y lo mejor de todo es que mi proveedor de máscaras, tras entregarme una pequeñísima parte de mi pedido, me acaba de avisar que los fabricantes no dan abasto y que no encuentra solución.

Y yo digo que es una bendición porque así nos libramos de una compra que se parece más que todo a un despilfarro imbécil.

Ayer pasé por la farmacia de mi barrio y charlé un rato con la dependiente. Ella tampoco tenía máscaras pero proponía este gel hidroalcoholico de manos, supuestamente eficaz.
Como empedernida víctima de la moda, me compré un frasco pero si se acerca la pandemía, creo que pasearé con mi regla de modista, estupendo objeto de madera que mide un metro, y lo usaré para que la gente guarde sus distancias.

¡A ver si lanzo una nueva moda!

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¡Esperando la gripe!

  1. mjm dijo:

    Hola yo tengo familia que ha tenido la gripe A y les han hecho una prueba.
    De todas formas según mi hermana que trabaja en un hospital , el 98% de la gripe este año es la nueva, modelo A.

    Es como cualquier otra gripe sólo que con fiebres muy altas, tos , dolor de cabeza y malestar general. Hasta pronto.

  2. Ana dijo:

    Pues tenéis razón: no me han hecho ninguna prueba especial. Han dedicido que es gripe A y no otra, por el hecho de que no baja la fiebre y por la tos. Debo decir que no tengo ni patatera idea de medicina y no sé si con esos criterios será suficiente, pero me parece que lo que hacen es, ante la duda, diagnosticar la A, mantenerte aislada, y prevenir.
    Lo cierto es que, por mi, hoy ya estaría trabajando, pero´para no sentirme culpable de más bajas, seguiré el consejo de Caol y me quedaré con el libro… y con ciudadluz.net.

    Buen fin de semana. Aprovechad las que podéis salir…

  3. caol dijo:

    Hola Ana, te apunto entre las víctimas de la moda que siempre se quedan con las últimas novedades :-))))))
    Y lo de definir que es gripe A, si pasa como en París no creo que hagan muchas investigaciones (caras) y aplican el principio de precaución otorgando una semana en casa a todos los enfermos.

    ¡Descansa Ana y aprovecha la semana para disfrutar de un buen libro!

  4. Rosa dijo:

    Hola Ana. Siento que estés enfermita, bueno, ya nos contarás como te han descubierto que es gripe A, y no otra, es una cosa que siempre me he preguntado.
    Bueno espero que te restablezcas muy pronto. Besos. Rosa

  5. Ana dijo:

    Hola Caol. Escribo desde casita, donde estoy de baja porque…¡tengo la gripe A!
    Y tengo que decir que es una gripe normal y corriente, con tos, fiebre…, vamos, como todas las gripes, pero que esta vez te obligan a quedarte en casa aislada, usar mascarilla, no compartir baño, ni toallas…, en fin, que me siento una apestada.
    Toda la vida hemos pasado la gripe con nuestras infusiones de tomillo y miel, nuestro paracetamos y el caldito caliente, sin tanta parafernalia. Pero ahora, como se llama A, nos tratan como a leprosos. Y la verdad es que los síntomas son incluso más leves que otros resfriados que he tenido, pero la diferencia es que esta vez no puedo seguir trabajando, me obligan a quedarme en casita y luego, a mi vuelta, las montañas de trabajo que me encontraré me harán enfermar de estrés, que es peor.
    Pero, en fin, los laboratorios farmaceúticos mandan. Ya se sabe: dinero es poder.

    Te mando un beso (tranquila, que los cibernéticos no son contagiosos).
    Ana.

  6. Franjavi dijo:

    Mi querida Caol:Bien, mejor PREVENIR QUE LAMENTAR.Con el H1N1 asi que como con el H5N1 nunca se sabe nada al 100%.En mi casa tengo 4 EXTINTORES ya que hay mucha madera y algunos amigos me preguntan para que tantos?Yo he conocido el fuego y seguro que no los empleare, pero los tengo.Alli estan por si acaso.Hasta el 2010 no creo ire a Paris.Hasta entonces, te envioun abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *