¡De tiendas!

El pasado lunes no trabajaba así que decidimos salir de tiendas con mi amiga viandante de siempre, en busca de algún abrigo.
Bueno… eso de algún abrigo es un decir porque según me contó antes de entablar esta nueva sesión de caza, ya había visto un modelo cumpliendo casi todas sus exigencias excluyendo el precio…

Total quedamos en un café al lado de la Ópera a las 9h00 con la idea de recorrer metodicamente las Galerias Lafayette entre semana, sin prisa y sin agobios. A las 9h30 ya estábamos delante de la puerta, listas para esta nueva expedición.

Llevaba tiempo sin pasear por este templo de la elegancia parisina y la idea de ponerme al día en cuanto a las últimas tendencias me venía bien.
Desgraciadamente no vi nada que provoque una de estas corazonadas que una se autoriza de vez en cuando. De los pocos modelos que me llamaron la atención, ninguno superó la prueba del tacto que te dice si te gustará convivir con esa materia.
Y para mi amiga fue peor todavía ya que quería un abrigo largo cuando la moda del año privilegia los modelos arriba de la rodilla.
Al final llegamos a la conclusión que no encontraríamos la solución en las Galerías y seguimos rumbo al foro de los creadores en Les Halles.

En esta zona, no faltan las ideas originales pero muchas veces la realización deja mucho que desear. Y como en las galerías no encontramos solución.

La siguiente etapa consistió a pasar por el marais en donde mi amiga me enseñó el modelo de sus sueños y la verdad es que este abrigo sólo tenía un defecto, pero de los grandes… su precio.

Pasamos por otra tienda de la misma zona cuyo nombre, la bonne renommée (la buena fama), permitía esperar que encontremos alguna pista. Y la verdad es que tras mirar varias cosas encontramos un abrigo presentable. Pero cuando la dependiente nos explicó que la longitud de la manga se ajustaba con un cordel y que así valía para todos, nos desanimó: ingenuamente pensábamos que por casi 1000€ podrían regalar algun retoque…

Al final abandonamos el tema del abrigo y añadí una nueva tienda a mi geografía parisina. Prendas informales, con estilo pero fáciles de vivir, diseñadas para gente real y no para las anoréxicas que aparecen en los desfiles de moda… Ese día fui bastante razonable pero sigo pensando en este vestido oscuro cuyo corte es realmente original…

A ver si paso de nuevo por allí esta semana…

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡De tiendas!

  1. caol dijo:

    Mjm, yo también me quedo muy sorprendida frente a algunos precios… y más conociendo las estadísticas de salarios en la región parisina.
    Pero mientras no compras, tampoco es tan grave 🙂

  2. mjm dijo:

    Hola Caol he seguido tu dia de compras y siento que no encontrarais lo que buscabais, me ha dejado sorprendida el precio del abrigo. Es casi lo que ganan algunos padres de familia en España. Suerte y un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *