Una semana rara

Ya nos libramos de la nieve. Ahora tenemos frío con viento y las calles de París siguen abandonadas por una población que se abriga en su casa o en algún café acogedor.
El otro día sobre las 20h, mi autobus de siempre batió una nueva marca, tardando media hora cuando usualmente necesita casi una hora.
El jueves en el mercado al lado de mi oficina, no se veía la afluencia ordinaria.
Ayer en la calle Etienne Marcel cuya impresionante colección de tiendas de marca anunciaba rebajas alcanzando el 70%, tampoco noté mucha vidilla. Y cuando caminé rumbo a los grandes bulevares, pasé por calles casi desiertas.
Así que llegué a preguntarme si invernan los parisinos…

Encontré una parte de la respuesta al hablar con mis colegas mientras compartíamos la tradicional tarta de reyes.
Esta muestra representativa de la población parisina comentaba entre dos bocados que el mes de Enero se hacía interminable y que resultaba difícil esperar hasta la próxima paga, y más todavía con las tentaciones de las rebajas.
Incluso escuché a una explicando que las rebajas vienen demasiado pronto después de las fiestas y que a la gente no le alcanza el dinero para tantas cosas.
¡Puede ser!
Y sin embargo en el metro crucé a varias personas que no sabían como arreglarselas con todas las bolsas de sus compras…
A ver si aumenta la vida en las calles con la mejora anunciada para los días que vienen.

De momento seguiré ordenando mis fotos y redactando las páginas atrasadas de ciudadluz.
¡Casi estoy al día!

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Una semana rara

  1. geo dijo:

    hola hola.

    un lugar que casi estoy seguro te gustara desubrir ( igual ya lo conoces, pero bueno) la intencion es la que cuenta jeje

    http://www.15squaredevergennes.com

    un gran abrazo espero encontrarnos algun dia!

    geO

  2. caol dijo:

    Concetta y Franjavi: os dejo discutir. Yo me quedo con la idea que la política es el arte de impedir que la gente se implique en los temas que la concierne.

    sergio: la respuesta a tu pregunta depende directamente de tu presupuesto.

  3. sergio dijo:

    Hola, sería posible contactar contigo para que me recomiendes algun lugar donde hospedarnos unos 4 dias que estaremos en Paris ?
    La satisfaccion al encontrar este sitio realmente no tiene nombre, mil gracias por el tiempo dedicado.

  4. Franjavi dijo:

    Carta abierta a Cicerone(con el permiso tacito de Concetta & Caol)…..:Amigo Cicerone,las cosas han cambiado.
    El presupuesto nace desequilibrado y falseado.El Tesoro es como un vaso comunicante, nosotros lo llenamos y otros lo vacian hasta la saciedad.La Deuda Publica, se crea cada vez , para pagar los intereses de la anterior.Cero amortizacion!!!Quita y no pon; se acaba el monton.Los funcionarios publicos, son incontrolables y se han convertido en casta de sanguijuelas del Estado.Perdonamos las deudas de los gobiernos tiranos, porque algo siempre repartiran, con el dadivoso del capital ajeno.Ya estamos en la Banca Rota!!!.Yo he trabado toda mi vida y estoy esperando a ver cuando el Estafo se pone a trabajar en vez de malgastar mi dinero! y vivir a mi costa y de mi exfuerzo.
    (Franjavi:)(Saludos)

  5. Concetta dijo:

    Buenas tardes Caol !!!
    Te deseo salud y lo demás tiene que venir por añadidura.
    Desde que conocí tu página soy una fiel seguidora, por la calidad de tus crónicas me parece estar un poco en París, agradecida por ello Caol.
    Hoy, una prima que trabaja en Bruselas me mandaba esta cita que viene al pelo:

    ¿Has notado algún cambio en 2.100 años?

    CITA DE CICERÓN

    «El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada, y la ayuda a otros países debe eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota. La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado.»
    (Cicerón, Año 55 antes de Cristo).
    Saludos

    Concetta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *