Los azules de Marzo

Esta semana Marzo se nos regaló algunos días de frío soleado con los cielos azules que acompañan.
Recuperé la chaqueta de plumas que había guardado demasiado temprano, las botas forradas y aproveché este tiempo que tanto me gusta para pasear por la zona del puente nuevo.

Este puente no forma parte de los lugares que prefiero pero tras ver algunas fotos y detalles que no conocía, quise verlo en directo.
Busqué una escalera hacia la parte baja de la orilla del Sena y desde allí pude admirar una parte de la asombrosa colección de mascarones que adornan sus cornizas. Cuando los miras detenidamente, tienes la sensación que todas las caras son diferentes. Pero confieso que con 400 mascarones, me siento incapaz de averiguarlo con precisión. Sospecho que algunos no son los mascarones originales ya que pude ver por lo menos dos mascarones del Puente Nuevo expuestos en el Museo Carnavalet. Pero tampoco sería capaz de decir cuales son las copias…

Tras esa sesión de contemplación quise pasar por la pasarela de las Artes para sacar una foto del puente Nuevo y así es como descubrí un nuevo invento parisino.

En la barandilla de la pasarela noté una cantidad insólita de candados simplemente atados a la reja. El tema se aclaró cuando vi que algunos llevaban dos nombres y que otros incluso tenían forma de corazón.
En la ciudad más romántica del mundo (por lo menos eso dicen algunos) las declaraciones de amor eterno se convierten en candados abandonados en la pasarela de las artes…

Pero superé el despiste al constatar que la iglesia Saint Germain l’Auxerrois estaba abierta y entré un momento para echar un vistazo. Tampoco conocía el interior de este edificio cuya fachada siempre me llamó la atención y lo apunté en la larga lista de los lugares que tengo que visitar detenidamente… un día.

Un autobus de azar me acercó de mi colina preferida y acabé el recorrido casi congelada.

Desgraciadamente el ritmo laboral no me dio otra oportunidad de escaparme un rato y este fín de semana volvimos a los grises de siempre.

¡En cuanto salga el sol de nuevo, inventaré algo para escaparme!

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los azules de Marzo

  1. caol dijo:

    Geo: los comics y libros de Leo Malet, los puedes encontrar en amazon en francés pero no sé si existen en español.

    Concetta:
    La gente ya invadió las terrazas lo cual es la primera señal de la primavera parisina 🙂
    En cuanto a los candados de la pasarela de las artes, te diré que me divertió la idea porque precisamente no encierran nada.

  2. Concetta dijo:

    Hola Caol, hay señales de la primavera en París ? la nostalgia me invade, no dejo de pensar como estará de cautivadora en esta época.

    Las nuevas maneras de declararse amor las personas no las entiendo, lo de poner candados, tan de moda ahora, en cualquier puente no importa si el susodicho tiene una connotación romántica o no, te plantan un candado, como si no esixitieran los poemas, las flores y demás…. Soy una mujer con mente joven, yo sinceramente no les veo el lado amoroso a esas demostraciones, no os da sensación de posesión, cerrado, claustrofóbico?
    Los candados, (solo para la taquilla del gimnasio)

    Buenas primaveras Caol

  3. geo dijo:

    hola hola caol, esperrando te la pasas super bein, yo tengo una mega preguntota!!!

    donde puedo encontrarr el comic de Leo Malet y Los Nuevos Misterios de París, en particular uno que ya leiste dos veces jejeje, distrito 15: la fábrica Citroën y los hoteles superpoblados albergando a los obreros norte africanos con tráfico de armas.

    un grab abrazo y gracias por el blog !!

    gogo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *