Entre dos fiestas

¡Vaya semana más rara!
Tras unos días normalmente primaverales, la temperatura aumentó y el jueves por la noche llegó a un nivel casi veraniego.

París, tierra de contrastes, regala terrazas requete concurridas en la plaza de la Bastille pero también rincones algo apartados a salvo del tráfico automóvil y del ruido.
Al anochecer se ve una muchedumbre alegre y ruidosa en algunas calles pero por la mañana, la ciudad se vuelve perezosa y se queda entre las sábanas.
El sábado, el director del supermercado de mi barrio se volvía loco al constatar las variaciones de las horas de afluencia. El domingo el vendedor de periódicos se quedaba perplejo al ver tan poca gente en la calle…

Yo volví a ver la exposición de Martin Parr para enseñarla a un paseante y también visitamos algunos de los lugares que aparecen en las fotos.
Así es como llegamos a la tienda de los «sapeurs» congoleños para admirar los trajes que proponen a los elegantes. Por llevar un vestido cuyo color azul es relativamente original, conseguí un gran éxito entre estas personas que dedican una gran atención a la manera de vestirse. De momento no compré nada en esta tienda. Pero la idea ya está madurando. 🙂

Este fin de semana, también se organizaban varias ventas en donde los particulares pueden vender lo que quieren. Un amigo mio me enseñó su cosecha, exponiéndola en mi alfombra. Constaté una vez más que la calidad de los productos depende directamente del nivel económico del barrio de la venta pero también comentamos la multiplicación de estos acontecimientos. A mi parecer, es una manera divertida de crear vida en los barrios pero una de mis colegas considera que también es una manera de juntar dinero, especialmente cuando uno enfrenta un momento difícil… La respuesta se volverá más evidente con el tiempo

Ahora toca preparar varias celebraciones… Ya os contaré…

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Entre dos fiestas

  1. Paqui dijo:

    Me acuerdo de tu vestido. Muchísimos besos.

  2. Daniel dijo:

    Buenos días. Llevo ya bastante tiempo visitanto tu página web sobre Paris, y la verdad es que nunca antes te había agradecido la labor que has hecho con ella y es que aprendo tanto con ella, que sentí que debía darte las gracias por compartir todos esos rincones maravillosos de Paris.

    Siempre es agradable meterte en la página y perderte en todos esos rincones de Paris, y hacer listas sobre cosas que TIENES QUE VER OBLIGATORIAMENTE en próximas visitas!!!!! jajaja

    Tu página se ha convertido casi en mi página de cabecera y no puedes imaginar lo que aprendo de ella.

    Muchísimas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *