Tiempo de marzo a destiempo.

Ya son cuatro semanas con cielo nublado y chubascos y más chubascos…
El florista de la esquina dice que cuando hay lluvia la gente no va de tiendas. Yo sospecho que entre las elecciones presidenciales y las vacaciones escolares, los parisinos aplazaron muchas cosas.

Tras la primera vuelta del pasado domingo, se multiplicaron las charlas políticas entre los parisinos.
Si Francia otorgó casi un 18% a Marine Le Pen, presidente del Frente Nacional, París sólo dejó un 6,2 a esta candidata y los votos se concentraron en los dos líderes principales.
El pasado jueves se juntaron unas cincuenta personas en un café de mi barrio y dedicaron varias horas a compartir sus sensaciones frente a los resultados nacionales y locales. Lo bueno es que la parte de la población que se interesa a los temas políticos y económicos aumenta. Lo malo es que la distancia entre las maneras de percibir las cosas de los parisinos y de los provincianos es cada día más importante. Y desgraciadamente eso deja espacio para todos los extremos…

Entre dos charlas políticas y corriendo para escapar de los chubascos, descubrí una tienda increíble que vende ruedecillas casi de todas clases. Este sitio de otros tiempos tiene horarios casi imposibles para clientes particulares pero para quien consigue visitarlo, propone soluciones para cualquier problema. Yo presenté una ruedecilla rota, expliqué su uso y el dependiente me fabricó enseguida una pieza adaptada. Nada que ver con el trato poco amable de los almecenes que había visitado antes…

Hoy aproveché un claro para visitar uno de los mercadillos de barrio que permiten a los vecinos de vender sus trastos. Compré dos frascos de Erlenmeyer que no necesito pero como me los dejaron por 3 euros, no me arruiné.

La ciudad queda muy tranquila, como si se hubieran marchado los parisinos, otorgándose un largo fin de semana para compensar vacaciones limitadas por el calendario electoral.
Yo seguiré explorando las tiendas de floristas…

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tiempo de marzo a destiempo.

  1. MARILÓ dijo:

    Querida Caol, he disfrutado enormemente con tu blog: es increible, bonito, practico, informativo, claro etc….nosotros volvemos a Paris este fin de semana por quarta vez, i curioseaba por la red porque siempre hay tanto que ver de nuevo en Paris. Para nosotros que deseamos siempre descubrir en cuanto a rinconcitos , edificios etc… creo que «pateando» las calles nuevamente y con tus consejos disfrutaremos de nuevo..
    Felicidades por tu trabajo de informacion al viajero y por tu gentil aportacion de los detalles…se nota que te gusta Paris y que lo disfrutas.
    un beso…

  2. ANA dijo:

    Querida Caol, mañana será vuestro gran día de la democracia. Desde aquí, estaremos pendientes de las noticias, a ver qué dicen las urnas. ¡Suerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *