Esperando las vacaciones…

Esta semana nos regaló unos cambios de temperatura realmente brutales. Casi 20 grados para empezar y apenas 5 grados ayer, escoger la ropa del día resultó bastante complicado.
Yo aproveché los días suaves e hice un largo recorrido en busca de las macetas que necesitaba para instalar las últimas plantas que compré. Si mi primer visita resultó infructuosa, al día siguiente encontré todo lo que buscaba y como me acompañaba una cómplice de siempre, sacamos partido del camino para comentar las últimas noticias económicas.

Entre los gastos aplazados, había notado que el recorte relativo a las prendas de vestir alcanzaba el 31%. (Y las noticias que tenemos de varias tiendas confirma esta tendencia.) También anunciaban un recorte relativo a la alimentación de 29%. (Y no recuerdo todas las cifras…)
¡Todo eso huele a recesión!
Entonces para sostener el consumo, varios comercios programaron sus «rebajas libres» esta semana. En el supermercado anunciaban super descuentos en el segundo producto si compras dos. En la tienda de muebles Habitat, proponían rebajas de 30, 50 o 70%. Y no pasé por las calles comerciales de París…
Lo cierto es que eso provoca por lo menos la curiosidad de los consumidores. Pero no resuelve el problema de fondo.
Yo compré la alfombra que quería y me beneficié por casualidad de un 30% de descuento.

Mientras tanto y a pesar del frío, una asociación colectaba juguetes para su fiesta de diciembre.
En este barrio en donde coexisten varias religiones, la persona que regala los juguetes se llama la madre Leon, Leon como anagrama de Noël y como el nombre del jardín público en donde organizaron su primera fiesta…

Y digo yo que mientras existen soñadores armando proyectos tan generosos, podemos guardar la fe en el género humano 🙂

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Esperando las vacaciones…

  1. Mª Ángeles dijo:

    Sí Caol, hay tantas personas generosas y buenas que porque ellas existen vale la pena vivir. Enhorabuena por conseguir la alfombra que querías y encima a buen precio. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *