¿Quién habló de tregua de los confiteros ?

Yo me dejé seducir por estos ositos de chocolate…

Y ahora toca digerir…
¡Feliz año nuevo!

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *