Retomando el ritmo parisino…

Tras pasar una decena de días en una ciudad de 5000 almas, la vuelta a París es un momento especial.
En cada parada, el tren recoge nuevos viajeros y los lleva a París.
Después de llegar a la estación, uno vuelve a recorrer las aceras parisinas al son del tráfico automóvil antes de perderse en el universo subterráneo del metro.
La readaptación se acelera cuando tienes que trazar tu camino por las aceras invadidas por los vendedores callejeros…
Pero siempre necesitas unos días para retomar totalmente el ritmo parisino y aproveché unos días de libertad para eso.

Pasé primero por la tienda de la frutera y constaté que la dependiente todavía estaba en el difícil proceso de retomar el trabajo después de las vacaciones. Lo bueno es que la gente sigue muy relajada y que los intercambios son muy divertidos…

Algunas tiendas siguen cerradas por vacaciones lo cual demuestra que la noción de crisis es muy relativa…

En el supermercado del barrio, ya tenían todos los productos escolares listos para la vuelta al cole. Pero también pasé por la isla de la Cité y constaté que en esta parte de París todavía están en plena temporada turística.

Ayer pasé por la plaza de la república al anochecer y constaté que la transformación de la plaza sigue un gran éxito. Desgraciadamente, no quedaban mesas libres en la terraza del nuevo café 🙁


Hoy celebraban la fiesta del Dios Ganesh en las calles del distrito 18 pero preferí hacer un largo recorrido con el velib.
Mañana vuelvo a la oficina. ¡Que horror!

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *