Momentos

El cine de mi barrio organiza «su» universidad popular. Una vez al mes, durante una sesión cuya entrada cuesta 3€, invitan a una personalidad que escoge una película, asiste a la proyección, explica el porqué de su elección y participa a un debate con los espectadores.
Esta semana, el editor Eric Hazan invitaba a mirar la película que Raymond Depardon rodó en el tribunal correccional de Bobigny.
Tengo un texto de Hazan en el montón de libros pendientes de leer y ya tuve la oportunidad de contemplar algunas fotos de Depardon… No pude resistir y me otorgué una tarde de libertad para participar a este acontecimiento.
La película de Depardon no me decepcionó: entre todas las audiencias filmadas, supo escoger unos momentos realmente interesantes para quien no conoce el universo particular de la justicia.
Luego Eric Hazan explicó su percepción de la forma de esta película antes de comentar el fondo y a partir de allí se armó un debate que escuché con mucho gusto acerca de la justicia como instrumento de dominación…

Aproveché el resto de la tarde para probar la peluquería que se halla a 50 metros de mi casa. Su dueño es un estimable marroquí, muy acogedor, y me impresionó la cantidad de gente que entró en su tienda en tan sólo 30 minutos para saludarle o para charlar un rato.
Este barrio no deja de sorprenderme…

Ayer la lluvia desanimó a los militantes que distribuyen los folletos de sus candidatos para las elecciones municipales. Pero el viento se llevó las nubes y hoy amanecimos con frío, viento y sol.

Visité el mercado instalado en el terraplén del bulevar Richard Lenoir, cerca de Bastille, y noté partidistas de todos los candidatos. De paso constaté que uno de los candidatos es un viejo colega…
Luego pasé por la calle de Lappe, casi desierta, rumbo al mercado de Aligre.
En el mercado cubierto me dejé atrapar por los colores de la tienda del florista.

Pero dediqué un gran rato a los objetos de segunda mano expuestos en la plaza semi circular.
Cosecha del fin de semana: un gato de madera, una tortuga y una rana de porcelana 🙂

Mientras tanto en el distrito 13 organizaban un gran desfile para celebrar el año nuevo chino. Pero no aguanto el ruido de los petardos y preferí evitar esta zona.

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *