¡Obras!

Entre las numerosas cualidades de la ciudad de París, es preciso mencionar una tradición de mantenimiento de su patrimonio histórico y arquitectónico.

A principios de Enero empezó una gran operación de mantenimiento del canal Saint Martin y lo primero fue vaciar el canal. Por cierto el país que albergó la última conferencia de medio ambiente no podía hacer eso sin movilizar equipos para rescatar los miles de peces que viven en el canal y trasladarlos hacia partes más acogedoras…

Luego el fondo embarrado del canal empezó a desvelar una colección asombrosa de objetos de todas clases. Motocicletas, carritos de las compras, tazas de baño, muebles, armas…
La gran novedad fue la presencia de una centena de bibicletas Velib y de una cantidad impresionante de botellas. Las primeras no existían cuando hicieron la limpieza de 2001. En cuanto a las segundas, se considera que fueron tiradas por las personas que se reunen en la orilla del canal para chatear al atardecer.

De momento la temperatura no da ganas de sentarse en la orilla y cuando sale un rayo de sol, las vallas de las obras no permiten instalarse. Pero el canal sigue siendo un lugar de paseo para los parisinos. Son muchos los que vienen contemplar las obras y sacar algunas fotos.
(De paso, uno constata que la profundidad apenas alcanza 2,5 metros…)

Si la limpieza del canal fue la parte más espectacular del proceso, también aprovecharán el vaciado para mantener las esclusas, desmontar las compuertas y hacer todas las reparaciones necesarias.

Dicen que las obras terminarán el 4 de Abril.
A ver si respetan este calendario que coincide con el principio de la temporada de los picnics y chateos.
Continuará…

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *