Agitación por todas partes…

El pasado martes fue cuando declararon que empezaba el Ramadán.
En mi barrio multi-cultural eso provoca la aparición en cada esquina de una cantidad inverosímil de preparaciones tradicionales, listas para el momento de romper el ayuno. Ya probé algunos pasteles y la verdad es que son requete ricos 🙂

Mientras tanto, continúa la protesta contra la reforma laboral que propone la ley El Khomri.
Tras el bloqueo de las refinerías, tuvimos huelgas de los ferrocarriles y el otro día no había otra opción para viajar rumbo a Borgoña que compartir coche.
Ahora los basureros del Municipio ya no colectan los desechos en algunos distritos parisinos y hay perturbaciones en la mitad de la ciudad. Yo no me había enterado porque la recogida sigue funcionando en mi barrio y casi no comentan el tema en las noticias. Pero el pasado jueves, al pasar por la calle Saint Blaise, una zona muy poblada del distrito 20, vi una cantidad impresionante de amontonamientos de bolsos de basura.
El viernes, la alcaldesa contrató empresas privadas para recoger las basuras antes de la apertura de la Eurocopa. Pero seguimos con perturbaciones porque algunas instalaciones de gestión de los residuos están bloqueadas…

Mientras tanto, en muchos comercios de la capital, instalaron decoraciones especiales para la Eurocopa.
El viernes al aterdecer, pasé por el bulevar de Menilmontant y constaté que todos los bares estaban listos para la competición.
Por la noche, el rumor de la calle me informó de como iba Francia frente a Rumanía 🙂

Tras el fin del partido, quise ver como iba la fiesta organizada por la asociación « carré Versigny ».
En la calzada de los 250 metros de las calles Joseph Dijon y Versigny, habían instalado 1500 metros cuadrados de césped y todo los vecinos estabán en la calle, sentados en el suelo o escuchando uno de los conciertos, para celebrar la recuperación por los habitantes de este espacio dedicado normalmente al tráfico automóvil.

Esta mañana, no pude resistir a las ganas de mirar de nuevo este estupendo césped. Desgraciadamente a las 8 de la mañana ya lo habían quitado.
A ver si conseguimos algo parecido al pie de mi casa 🙂

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *