Conmemoraciones

Viernes festivo por la conmemoración del armisticio de 1918: tuvimos de nuevo una semana corta. Yo aproveché este día de libertad para proponer un paseo a dos estimables visitantes de Asturias aunque con todos los cambios que provocaron la ley Macron o la ley del trabajo, ya no se sabe lo que está abierto o cerrado cuando hay un día festivo.

Ese día pasamos por el pasaje Choiseul. La reja no estaba totalmente cerrada así que tras vacilar unos minutos nos atrevimos a entrar y pudimos recorrer tranquilamente un pasaje cuyas tiendas estabán cerrada y en donde sólo cruzamos a dos japonesas.
Tuvimos la misma sensación a recorrer la galería Vivienne pero, degraciadamente, no pudimos entrar en la galería Colbert.
Empezamos a encontrar vidilla en la calle Montorgueil en donde el dia festivo y un rayo de sol se asociaron para llenar las terrazas de café. Y al llegar al mercado de los niños rojos, fue imposible encontrar una mesa para tomar un té. Finalmente fue un recorrido bastante raro, con sitios cerrados y otros abiertos sin explicación evidente. Mientras tanto, el presidente celebraba el armisticio al pie del arco del triunfo.

Ayer otra celebración ocurría en el Bataclan, la sala de conciertos de los atentados. El cantante Sting inauguró el sitio recién renovado con un primer concierto excepcional.
Y hoy instalaron placas en todos los sitios tocados por los atentados.
A mi no me gustan las conmemoraciones. Pero entiendo que estos actos sean imprescindibles para las victimas y sus familias.
Yo seguiré combatiendo el oscurantismo y cultivando la emancipación en cada esquina.

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *