El 2022 se parece mucho al 2021…

¡Feliz año nuevo, con menos pandemia y más momentos con los amigos!

En otros tiempos, podíamos empezar el año enumerando una lista más o menos larga de buenas intenciones. Pero de momento, es preciso enfrentar la variante ómicron y aplicar las instrucciones del gobierno francés para limitar las contaminaciones: todos los que pueden hacerlo tienen que teletrabajar al menos tres días y pasar uno o dos días en su empresa.

Eso se parece mucho a la situación que tuvimos al principio del 2021 y el verdadero reto será cultivar el optimismo para guardar la confianza y seguir adelante a pesar de todas las malas noticias.

En París, un habitante de cada cincuenta está contaminado por el covid, así que resulta casi seguro que uno acabará cruzando este virus en alguna esquina. Pero también dicen que una vacunación completa protege relativamente bien.

Yo no tengo ganas de aguantar otro encierro en un cubo de hormigón. Total, creo que voy a retomar el ritmo de la primavera, con dos días en París y tres días de teletrabajo desde el campo.

Ya encontré mascarillas adecuadas para los viajes en tren, ahora sólo falta retomar el ritmo de las idas y vueltas y  disfrutar algunas largas caminatas parisinas.

­¡Hasta pronto!

Esta entrada fue publicada en Fuera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta