Vacaciones primaverales…

Al volver de mi estancia en Auvergne pensaba que la agitación parisina me marearía. Pero la verdad es que fue una vuelta muy suave.

Vacaciones escolares de la región parisina, obligación de tomar los últimos días de vacaciones del 2007, puente del 1 de Mayo a la vista… todo lleva los parisinos a alejarse de la capital unos días y la vuelta se hace más relajada.
Encontré sitio en la terraza del café de los domingos y si no pasé horas allí es porque había demasiado sol.

Ahora sólo falta deshacer las maletas y prepararse a una semana de tres días. Creo que superaré la prueba…

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *