Las vacaciones de las gatas

Hoy toca marcharse otra vez de la Ciudad de las Luces para llevar las gatas de vacaciones.
Encontré una casa rural chiquitina pero con un gran jardín, sin perros y apartado de las carreteras, y allí pasaremos dos semanas.

Mis gatas son ciudadanas asi que las musarañas no corren peligro. En cuanto a los lagartos son demasiados rápidos para que las doñas puedan competir. Pero siempre quedan las mariposas y los saltamontes.
Ya las imagino corriendo y saltando por todas partes y sé que lo pasarán de maravilla.

Yo aprovecharé esos días para alargar la tranquilidad veraniega mientras los parisinos superan el estrés de septiembre y vuelven a un ritmo normal.

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Las vacaciones de las gatas

  1. M.J.M dijo:

    Hola Caol te echabamos de menos. Felices vacaciones. Maria José.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *