Y los días siguen menguando…

Esta semana oscilamos entre lluvia y frio y eso no da ganas de meterse en largos recorridos. Así que sólo hice micro-paseos.

Atravesé el cementerio del Père Lachaise pero ya no tenía los colores cálidos del otoño. Entre el cielo nublado y la escasez de luz renuncié a sacar más fotos pero por lo menos encontré una pista para hablaros un día de este universo tan especial.

Visité el gran almacén del ayuntamiento y constaté que todo está listo ya para la histeria consumista de Navidad. Tendré que sacar algunas fotos de las iluminaciones…

Cada día al despertar, cuento los días que nos separan del solsticio de invierno pero mientras tanto los días siguen menguando.
Las gatas, muy listas, siguen durmiendo encima de los radiadores.

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Y los días siguen menguando…

  1. Jean-Valjean dijo:

    La relación de París y Egipto siempre me ha atraído aunque no menos que el París más medieval, los bares con sus sillas enfocadas hacia la calle o la música francesa.

    Si hay algo que me haría volver de forma inmediata es poder asistir a algún concierto de Constance Amiot o de Marie Cherrier. ( o en su caso, ver a Luz en Olympia)

    Dado lo musical que me he pueto te dejo la página de nuestro grupo por si te apetece hacernos una visita :

    http://www.myspace.com/manoinocente

  2. caol dijo:

    En otros tiempos compré una guía del París misterioso y al final me decepcionó bastante. Espero que encontraste un libro más interesante.

    La diosa Isis forma parte de estas leyendas de París y al seguir el camino del París egipcio, seguro la encuentras 🙂

  3. Jean-Valjean dijo:

    Desde verano sigo tus comentarios. Te descubrí mientras buscaba lugares interesantes y poco habituales de París ya que en agosto la visitaba por tercera vez y me apetecía ver sitios diferentes de esta ciudad que me tiene enganchado desde la primera vez que la visité.

    Compré en el barrio Latino un libro del París misterioso, desde luego un filón para quien visita la ciudad.

    Si en uno de tus paseos te topas con Isis, hazle una foto de parte de Valjean, je!

    Te seguiré leyendo desde Bcn.

    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *