¿Crisis? ¿Qué crisis?

Esta semana, al pasar por la tienda del panadero, me impresionó el discurso de este hombre:
La gente consume demasiado y no tiene dinero para todo. Yo lo veo todos los días. Empiezan el mes con billetes, luego vienen las monedas y los ticket restaurant y acaban juntando las monedas de cobre.
Pero eso no impide que este hombre fabrique diariamente varios productos francamente prescindibles.

Por otra parte me comentan varias personas que en las tiendas de super descuento son cada día más los clientes que escogen los productos de precio mínimo.

También constaté que algunas tiendas no lograron acabar con sus existencias durante las rebajas y en varios sitios noté «ofertas excepcionales».

Pero el sábado pasé por un gran almacen en busca de una sartén y pocas veces noté tanto bullicio de gente, incluso en las cajas.
Ese mismo día constaté que había cola de media hora en la puerta de Pierre Hermé.

Al final yo no sé que pensar.
Imagino que la situación económica resultará realmente difícil de enfrentar para algunas categorias sociales pero la increíble ligereza que constato por otras partes me despista totalmente.
Quizás sea porque traspaso fronteras económicas sin enterarme.

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Crisis? ¿Qué crisis?

  1. caol dijo:

    Pienso cada día más que la crisis todavía no ha llegado hasta París…

  2. Rosa dijo:

    Hola a las dos, que tal se ve la crisis desde Paris, Caol. no se si valdrá la pena hacer un esfuerzo y conseguir algún billete barato para hacer una escapada de fin de semana e ir a tomar oxigeno parisino. en fin veremos que se puede hacer

  3. caol dijo:

    Eso de las listas de paro es otro tema de perplejidad.
    Sé que conseguir un empleo resulta muy complicado para muchas personas.
    Pero también veo muchos empleos que no consiguen titular.
    Y no entiendo porque tantas demandas no encuentran estas ofertas.
    ¿Será que en este campo también no queremos ver la sociedad tal como es?

  4. Ana dijo:

    Pues tienes razón una vez, más, Caol. Crisis hay, pero unos la notan más que otros. Eso es evidente.
    A quienes tenemos la tremenda suerte de tener un sueldo fijo, estable e inmutable haya el gobierno que haya, esto de la crisis es algo que vemos desde fuera, aunque a veces nos quejemos de que nuestro traajo es aburrido, pero es un trabajo que nadie nos toca y tenemos que considerarnos afortunados.
    Y nosotros, como tú en París, vemos los almacenes llenos, las colas en las cajas a la hora de pagar, los bares a tope y restaurantes que te dan mesa para dos horas después porque tienen lista de espera, y en esos momentos te preguntas también dónde está la crisis. Pero solo en esos momentos, porque las listas del paro son cada vez mayores y las oportunidades para nuestros hijos son cada vez menores.
    Y no es cuestión de estar más o menos preparado. El paro llega a los aprendices de albañil, pero también a los jóvenes recién doctorados con un brillante expediente universitario.
    En fin, nos queda el consuelo de que es una crisis mundial, a nivel internacional (mal de muchos, consuelo de tontos, que dicen por aqui), y que igual que llegan las vacas flacas, luego vienen las gordas.
    Y mientas esperamos su llegada…, ¿que tal un paseo por París?
    Para mi, es mi vacuna anti-estrés, anti-depre, anti-crisis…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *