La cena del equipo

La calle de Bagnolet forma parte de estos lugares que ya recorrí alguna vez pero que tengo que explorar más detenidamente.
Volví a pasar por allí el otro día porque la cena celebrando el fín de la temporada deportiva con las chicas del equipo tenía lugar en un restaurante de esta calle y como llegué temprano, me instalé en una terraza de café para hacer tiempo.

El espectáculo de la calle siempre te dice mucho sobre un barrio y desde mi punto de observación pude constatar que esta zona sigue bastante popular con cierta mezcla de poblaciones y una colección de personajes que encantaría a un fotógrafo.
Pero también noté varios detalles anunciando el inexorable aburguesamiento.
El bar de la esquina ya tiene esta decoración calculada de los sitios de moda y varios locales siguen el mismo camino. En cuanto al restaurante en donde cenamos, no tiene nada de un sitio de barrio.

Se llama le pourquoi pas y lo lleva una pareja muy simpática. La decoración bastante sencilla cuenta varios detalles con chispa y dos meses redondas de seis personas invitan a venir con amigos.
La cocina, relativamente clásica, me pareció muy rica y la selección de whiskies y de vinos resultó más que correcta. Pero el precio ronda los 35€ por persona y si no me parece exagerado, tampoco es un sitio barato.
Supongo que ya habrá encontrado su clientela…

Al salir del restaurante, caminando rumbo al metro, pensé que lo único que salva esta zona de la especulación inmobiliaria es la escasez de sus conexiones de transportes.
¡A ver cuanto tiempo sigue así!

Y para los curiosos aquí dejo la dirección: Le Pourquoi Pas, 17 rue de Bagnolet , 75020 Paris, Metro Alexandre Dumas.

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *