Demasiados acontecimientos…

Este mes de Julio empieza con un ritmo muy alto y disfrutar de todo lo que organizan por aquí y por allá resulta casi imposible :-)))

Una semana atrás, el espectáculo de Philippe Decouflé presentaba una retrospectiva de su trabajo, con siete bailarines y mucho humor. Detrás de la escena, cuando levantaban el telón de fondo, se divisaban los asombrosos objetos de la exposición del coreógrafo y eso picó mi curiosidad. Asi que el pasado jueves, llegué con algo de antelación para visitarla.
Instalada en la gran nave de la Villette, la exposición permite descubrir y probar algunos de los trucos de óptica que usa Decouflé y resulta realmente interesante. Pero también mola la posibilidad de pasar un rato en este estupendo edificio…
Luego asistí a la actuación en solitario del artista y pude admirar el uso de los trucos recién descubiertos en la exposición. ¡Un excelente momento!

Mientras tanto, la ciudad de París acogía unos cuarenta pianos en lugares de todas clases. El lema «Play me, I’m yours» suena como una invitación a usarlos pero no todos consiguieron el mismo éxito.

En la plaza de la Nación, por la mañana, el piano parecía algo abandonado. En la plaza Voltaire, por la lluvia, estaba tapado por una lona. Pero me contaron que en varios lugares, algunos músicos se apoderaron de los pianos 🙂

Como si fuera poco, el sábado por la tarde se celebraba el carnaval tropical de París. Dicen que era la undécima edición de esta manifestación pero de momento, nunca la había visto. Así que a pesar del tiempo nublado y de los momentos de lluvia, pasé un gran rato siguiendo el desfile de todos los grupos que participaban. Azares de la vida, uno de los grupos se disfrazó en un centro cultural que conozco y pude asistir a la vuelta de los valientes bailarines después de tres horas recorriendo el alquitrán parisino y quiero rendirles un merecido homenaje.

Y tras tantos kilómetros, tocaba descansar un rato mientras los niños del barrio empezaban a probar los cohetes de la fiesta nacional…

¡Continuará!

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *