Primera vuelta…

Para bien empezar la semana, los parisinos tuvieron que adaptarse a la circulación alterna impuesta por la contaminación. Yo no tengo coche así que no me molestó el dispositivo. Pero para varios colegas que viven en zonas suburbanas mal comunicadas, el tema parecía mucho más complicado: uno llevó a una colega para llegar a tres pasajeros en el coche, otro contemplaba la idea de no trabajar al día siguiente, …
Por suerte se nos llegaron algunas nubes portadoras de lluvia que limpiaron la contaminación y el gobierno levantó la restricción el lunes por la noche…
La verdad es que estos episodios de lluvia también se nos regalaron unas luces muy bonitas…

Tras pasear alrededor del puerto de la Bastille, asistí a un concierto en la ópera. Un joven director proponía varias piezas de música rusa con el orquesta de la ópera de París y sentía cierta curiosidad. Pero la interpretación me pareció demasiada contenida y no me entusiasmó.

Otro cantar fue el sábado en el Trianon en donde tocaba la orquesta nacional de Barbes. Como llegué temprano y mencionando mi esguince, pude instalarme en la fila cero del balcón. En la planta baja, habían quitado todos los asientos y pronto se llenó de gente con ganas de bailar. El grupo nos regaló más de dos horas de música con generosidad y buen humor. Total, salimos de la sala con la sonrisa puesta y con la energía necesaria para enfrentar la primera vuelta de las elecciones municipales.

Ayer pasé casi todo el santo día en una de las escuelas de mi barrio en donde se organizaba el voto. Pocos europeos se presentaron para votar y el nivel de abstención resultó bastante alto. Pero no me aburrí y acabamos, después del escrutinio, sobre las 23…
Nueve listas compitieron en el distrito 18 y como nadie consiguió mayoría absoluta, tendremos segunda vuelta.
Por cierto, como los ecologistas consiguieron un buen resultado, algunos mal pensados dicen que es la consecuencia del episodio de contaminación…
Hoy varios partidos empezaron a negociar alianzas y pronto publicarán las listas de la segunda vuelta.
De momento, es preciso descansar.

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *